Modelo bioeconómico para el control óptimo de la hierba invasora Zea mays subspp. (teosinte) en España

APROGIP - 05 Nov, 2018

Trabajo de Yolanda Martínez, Alicia Cirujeda, Miguel I. Gómez, Ana I. Marí, y Gabriel Pardo publicado en inglés en la revista internacional Agricultural Systems. Cirujeda, Marí y Pardo son investigadores del CITA y miembros de PROVESOS.

Resumen en español:

El teosinte es una hierba invasora que ha aparecido recientemente en el noreste de España, una importante región productora de maíz en Europa Occidental. TEl teosinte está causando daños económicos y agronómicos importantes y es una seria amenaza para los productores de maíz en la región. Los agricultores y la administración competente en sanidad vegetal pueden elegir entre una serie de estrategias para controlar las infestaciones de teosinte, incluida la adopción de prácticas culturales específicas, como el desherbado manual, el establecimiento de falsas siembras, así como la adopción de rotaciones con otros cultivos anuales y perennes. A pesar del potencial impacto negativo de esta mala hierba, se sabe poco sobre qué estrategias de control con más adecuadas tanto desde el punto de vista privado (por ejemplo, de los agricultores) como social (de la administración competente en sanidad vegetal).

En respuesta, en este trabajo desarrollamos un modelo dinámico de optimización para identificar la secuencia de estrategias de control que minimizan los costes privados y sociales en escenarios de baja y alta infestación, con un horizonte de planificación de quince años. El modelo se ha calibrado utilizando datos biológicos, obtenidos a partir de ensayos experimentales, y parámetros económicos, obtenidos de los propios agricultores de la región. Nuestros resultados sugieren que las pérdidas económicas por infestación de teosinte pueden alcanzar hasta 9229 y 9398 € / ha para los escenarios de infestación baja y alta respectivamente, si no se hace nada para controlarlas.

Además, los resultados muestran que las estrategias privadas y sociales son diferentes. Por ejemplo, con altas infestaciones, la estrategia privada óptima consiste en no controlar en los años 1 y 2, usar la falsa siembra en el año 3 y plantar alfalfa en los años 4 a 8, para posteriormente volver al monocultivo de maíz, lo cual implica una pérdida de un 26,5% de los beneficios del agricultor respecto a la situación sin infestación. Por el contrario, la estrategia socialmente óptima conlleva la adopción de rotaciones a partir del primer año y la vuelta al cultivo de maíz en la mitad del área después del año 4, lo que conduce a una pérdida del 27,9 % de los beneficios del agricultor. Los resultados indican además que la falsa siembra y los desherbados manuales, actualmente recomendados por la administración en casos de baja infestación, no son socialmente óptimos.

Lea el texto completo (en inglés) en Agricultural Systems.