La agricultura intensiva no es enemiga de la biodiversidad

APROGIP - 09 Feb, 2017

Es verdad que donde se practica la agricultura intensiva la biodiversidad desaparece por completo. El agricultor tiende a cultivar todos los milímetros cuadrados de su parcela. Pero la familia Raventós no quiso hacerlo así. Su sensibilidad hacia el medioambiente les llevó a convertir su Finca San Miguel, en Belver de Cinca, en el paraíso ornitológico que hoy es. Garzas, carracas, lechuzas... se reproducen sin problemas en este espacio ya protegido. Esta familia de agricultores profesionales empezaron por construir un embalse en sus mil hectáreas de terreno. Era un embalse para riego y, en torno a él, empezó a crecer vegetación, ribazos que enseguida atrajeron a las garzas. Entonces llamaron a SEO/BirdLife, una organización de defensa e investigación de las aves, para encomendarle la custodia de la finca. Foto SEO/Birdlife. Leer más en Heraldo Tercer Milenio Innovación.